Si te gusta lo que lees, apóyame para que pueda seguir escribiendo y recomiéndame :-)

martes, 15 de enero de 2013

La guerra




Mi príncipe oscuro, estoy sola y aterida
En la noche de mis pensamientos.
La tristeza lo invade todo,
Oscura y aterradora como una sombra.
Tú, que cada noche despertabas mi alma
Y le dabas un par de alas,
Para que rápida volara a tu encuentro,
Jamás podrás saber cuán lóbrego
Es el pozo al que tu ausencia me condena.

Luché por ti una cruenta guerra,
Dejando trozos de piel en cada batalla,
Y trozos de corazón,
Y gotas de sangre.

Mi príncipe oscuro, amargó tus victorias la sangre
Pero lo que quedó del corazón, lo desnudé ante ti,
Y la piel que quedó, la vestí de miel para tus sueños.
La guerra estaba perdida de antemano
Y yo no lo sabía… no lo sabía.
Ahora estoy mortalmente herida de tristeza,
Se va extendiendo libre por mi sangre,
Por mi cerebro, por mi piel.
Hasta el alma me envenena.

Mi príncipe oscuro, la guerra nos mató a los dos.

2 comentarios:

Gemma dijo...

Nadie se deja la piel por una guerra que no sea de esta embergadura. O no deberían dejársela...

Un beso, guerrera :D

panterablanca dijo...

Más bien no deberían dejársela. Desgraciadamente, se dejan la piel y hasta la vida. Pero ya sé lo que quieres decir :-)
Muchos besos.

© Assumpta Solsona Cabiscol. Todos los derechos reservados.


Safe Creative #1008130225798

Datos personales

Mi foto
Soy un espíritu libre

Seguidores

Free counter and web stats